Las extremidades del bebé que llevan el peso del cuerpo   no comments

Posted at in Sin categoría

Pasear resulta ser una acción indispensable para las personas ya que nos da independencia y además es saludable.

Las extremidades del bebé que llevan el peso del cuerpo merecen mucha atención. Un mal aprendizaje cuando comienzan a andar, no cuidar las uñas y obviamente escoger unos malos zapatos gestos que suelen dañar sus pies.

Cuando las niñas tienen varios meses empiezan a gatear y posteriormente empiezan a andar con merceditas niña, si no observa ninguna cosa extraña en las extremidades que llevan el peso del cuerpo no deberá llamar al médico, por esto las mamás y los papás tendrán que vigilar la apariencia de las extremidades que permiten la locomoción y naturalmente las uñas.

Las uñas hay que cortarlas de forma correcta, nunca se tienen que redondear y obviamente limpiando las tijeras antes.

Las manoletinas se deben seleccionar con calma y primeramente es necesario concretar la anchura y la longitud de las extremidades que permiten la locomoción, trayéndose en el caso de que tenga dudas el que sea más ancho con el objetivo de que las extremidades del pie de ninguna manera se encojan y por tanto se sienta mejor. Si el zapato resulta muy pequeño podría retardar el que aprenda a caminar, por lo tanto es recomendable valorar sus primeros pasos pues el niño no puede comentarnos que no está a gusto. Descarte las deportivas con suela muy consistente y por supuesto los bluchers que tengan los puentes reforzados ya que dificultan el avance natural de las pequeñas. Las bases de las botas deben tener consistencia y también que eviten los deslices pues el bebé podrá deslizarse si llueve.

Los zapatos adecuados para el bebé van a ser las botas debido a que el zapato más bajo suele hacerle rozaduras en el tobillo. Las niñas pequeñas de ninguna manera deberán utilizar manoletinas ya que de ningún modo sujetan la zona que vincula el pie con la pierna.

En junio, julio y agosto es importante utilizar alpargatas que tengan protección en la zona delantera o tal vez buscar zapatos con los que pueda oxigenarse la extremidad que va desde el tobillo hasta los dedos. Los sanitarios nos dicen que son mejores los botines que lleven cintas de velcro.

Andar sin calzado cuando tienen escasa edad es bueno para el desarrollo de las extremidades que van desde el tobillo hasta los dedos.

Si no observa nada raro, al llegar a los trece o catorce años es aconsejable analizar la clase de deportivas que le trae, debido a que pueden producir infecciones por hacerse con componentes adulterados.

Si los muchachos utilizan a menudo el zapato deportivo intente que el peso no sea elevado y también que la parte inferior tenga amplitud y así se puedan eludir las torceduras de tobillo.

En resumen le advertimos que ponga atención en como ejercen los pies los pequeños periódicamente, deberá comprobar las imperfecciones de la superficie que amortigua los pasos, pero fundamentalmente busque botines que le vengan bien a los muchachos y obviamente no se deje influir por los gustos de hoy día.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Written by admin on

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies