Archive for enero, 2018

Gemelos de plata   no comments

Posted at in Sin categoría

En todas las épocas las piezas de joyería se han pensado de cara a ambos sexos, en la mayoría de los continentes. Se han usado principalmente para decorar y realzar el atractivo de hombres y mujeres. Las primeras señales del uso de alhajas provienen de El continente considerado como la cuna de la humanidad, exactamente en la prehistoria. Hace 7.000 años se empezaron a ver las primeras alhajas de un metal muy dúctil, maleable y de color rojizo.

Durante el imperio antiguo, medio y nuevo las gargantillas, puseras, exclavas, gemelos de plata, etc. representaban un bienestar económico y también se guardaban por orden de los sacerdotes. Los griegos casi no se utilizaban las alhajas y cuando decidían llevar alguna alhaja era para alguna cita pública. Servían para hacer regalos aparte de que las señoritas llevaban pulseras, gargantillas, sortijas, etc. para ser admiradas por su belleza y su fortuna.

Cuando los ciudadanos de roma dominaron europa, se empezaron a hacer joyas diferentes. La joya más habitual llegó a ser un imperdible que se enganchaba en las prendas de vestir, de esa manera se aseguraban de que no se les descolocasen las prendas. Usaron hierro, pasta vítrea, marfil, bronce, piedras preciosas y semi- preciosas, ya que tenían muchas alternativas en todos los países. Hacían pulseras, gargantillas, aretes y broches. Asimismo crearon alhajas que penden del cuello y se rellenaban con fragancias. Las señoras lucían gargantillas, prendedores, esclavas, sortijas, aretes, etc., y generalmente los hombres utilizaban sortijas.

En la época que se caracteriza por una concepción del hombre y del mundo basada en el conocimiento admiración e imitación de la antigüedad clásica y el comercio fluido con las Islas Cipango, Catay, India, las Islas Molucas, etc. tuvieron un gran impacto en el desarrollo de la joyería en Europa.

Bajo el imperio napoleónico. Los entendidos en joyería de gemelos de plata profesiones empezaron a fabricar joyas para ponerse en las orejas, en las prendas, en los dedos, en la cabeza, en las orejas, en el cuello y en las manos para llevar a conjunto.

Las variaciones de las estructuras de la sociedad conformadas por normas, símbolos y productos culturales, valores éticos y culturales, causados por fuerzas externas e internas en el devenir histórico además de el desarrollo industrial propiciaron que apareciera el individuo que ostenta un nivel socioeconómico medio que podía comprar colgantes, prendedores, aretes, brazaletes, sortijas, etc..

En esta época los nuevos recursos aparte de el uso del estaño, bronce, aluminio, hierro, bronce, etc. han permitido que se fabriquen joyas más estilosas, y por supuesto accesibles para todas las personas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Written by admin on

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies